Ir al contenido principal

Arrugas repentinas

A mi mamá le aparecieron canas de un día para otro. Y arrugas y pecas en las manos y un montón de defecticos menores que todos ya le conocíamos pero ella, por su visión limitada, no veía.

Ahora, con su nuevo ojo izquierdo, habla de volverse a tinturar el pelo después de muchos años, de las arrugas que no se había visto nunca y de una que otra peca de las que surgen con la edad.

Su nuevo ojo izquierdo ve como nunca vio el anterior. Y el médico se asombra de ver que a los dos días no hay ni una gota de inflamación, edema o cualquier otro signo de la intervención. "Parece que este ojo no hubiera sido tocado", dice el día del control, el lunes siguiente a la operación.

Mañana 4 de mayo de 2007 (hoy, ayer, quién sabe dependiendo de la fecha del lector) le operan el otro ojo. A los que preguntaron por el resultado de la primera operación les agradezco y les estaré contando luego cómo evoluciona este nuevo ojo. Y cómo se oscurecen sus canas.

--

Tomado de mi otro blog Lo que cuenta mi mamá

Comentarios

gerente dijo…
esas son ellas, que bueno ese tema :)