Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2006

Pozo seco

Este blog se ha alimentado de un pozo que hoy está seco. Como cuando el petróleo se agota y el yacimiento ya no produce.

Mientras se descubre un método para extraer más combustible del mismo o pozo o se descubre un yacimiento nuevo, la máquina que mueve este sitio no tiene cómo moverse. Tal vez llegue a descubrirse o inventarse un combustible nuevo y logremos adaptarnos a él.

Les pido no borren de sus feeds RSS este humilde blog. A veces hay algún amigo que regala un poco de combustible para encender la máquina por un rato. O podemos robarlo de algún lado (un delito menor). Tal vez la política de combustibles conduzca a nuevos descubrimientos y este tren comience a recorrer de nuevo su ferrocarrril y a crear nuevas rutas. Pero hasta que suceda eso no habrá entradas nuevas.

El blog de Lo que cuenta mi mamá tiene combustible para un rato y seguirá andando como hasta ahora (por temporadas). En este momento está de vacaciones pero seguirá publicando a partir de la segunda semana de enero.

Ha…

¿Suerte? Mamola....

Habia oído hace años que esos concursos funcionaban de esa forma. Me refiero a los premios que dan las embotelladoras de gaseosa y cerveza. Cuando el concurso se trata de encontrar una tapa premiada especial para un premio gordo, los funcionarios de las empresas deciden en dónde colocarán la tapa entre un determinado número de botellas para que alguien se lo gane. No es completamente al azar.

Por si no me entienden, va el caso del concurso de la cerveza Club Colombia con el cuadro de Botero. El sábado pasado colocaron una de las 50 tapas premiadas en las botellas que se consumirían en el afamado restaurante 'Andrés Carne de Res', como lo indica la noticia de la cadena Caracol Radio.

Todo este enredo es referente a que si uno compra gaseosa o cerveza en la tienda del barrio nunca se ganará un premio gordo porque los ejecutivos nunca pondrán las tapas premiadas en tiendas pequeñas o ciudades intermedias. Puede que a muchos no les guste Botero pero un cuadro de 700 mil dólares es u…

¡Qué susto!

No recuerdo cuándo sentí tanto miedo como ayer en una película de cine. Tal vez viendo "Abre los ojos".

-¿Pero si esa no es una película de miedo?

-Es cierto, la de ayer tampoco: era Casino Royale.

-Entonces, ¿de dónde sale el miedo?

De los planos que dan vértigo. En 'Abre los ojos' una de las últimas secuencias consiste en una toma de una cámara en la azotea de un edificio alto que se mueve hasta el borde y nos muestra sin precaución el abismo hacia la calle. Esas son las tomas que me privan, me aterran.

La de Casino Royale, la última (¿o la primera?) película de James Bond tiene una secuencia de persecución al principio de la cinta en la que un terrorista que corre y brinca como un conejo trata de escapar de Bond y éste lo persigue por la obra de un edificio, saltando entre grúas (plumas las llaman los del sector de construcción aquí en Colombia) a decenas de metros de altura. Reconozco que hubo varios momentos en que dejé de mirar hasta que se me pasara la impresión. ¡…

Para todos los amigos blogueros

Un cálido saludo de fin de año. La celebración en Colombia empieza desde el jueves, en la noche de las velitas, así que desde ahora les enviamos nuestros mejores deseos para el próximo año.

La imagen amplía al pulsar sobre ella. Los niños en la foto son la gatita Carlota, el osito Nico, Manolito nuestro perrito y el señor Zana (por lo de la nariz de Zanahoria). Ellos también les mandan muchos abrazos.

Se acabó el año

En diciembre de 2005 escribí este texto que copio a continuación. Hace referencias específicas a lo que pasó el año pasado pero creo que no perderá vigencia.

En fin, como este año terminó, les deseo un feliz 2007.

--------

Los años incompletos¡Nada qué hacer! el año acabó el 1 de diciembre. Ya empiezan a surgir en las páginas de papel y electrónicas los resúmenes de lo que pasó y dejó de suceder en 2005. Y el año próximo no empieza sino hasta el 15 de enero o después. Entonces a cada año le están quitando al menos 45 días.

Una triste evidencia de lo apresuradas que son las escogencias de noticia del año y personaje del año nos la dio el tsunami del año anterior (26 de diciembre). Cuando todo el mundo daba por concluido el año útil por llamarlo de alguna manera la naturaleza nos recordó que ella trabaja las 24 horas los 365 días para brindarnos noticias. Y los delincuentes ni se diga. ¿cuántas evasiones de cárceles y asaltos millonarios y espectaculares se llavan a cabo en la noche vieja? …