Ir al contenido principal

El placer de saber sin utilidad alguna

Hablaba Mauricio Pombo en su columna de El Tiempo, el jueves pasado, sobre el placer de saber algo por el puro gusto. Sin utilidad manifiesta, simplemente porque aprender cosas nuevas todos los días es una delicia similar a comer algo nuevo. Tiene la ventaja que el saber permanece, los sabores son recuerdos.

Pero los conocimientos también sirven para "descrestar calentanos." Manejados con dosis cuidadosas hay quienes se crean una imagen de sabiduría que trasciende y acrecienta un poco el ego. Si se muestra el conocimiento en exceso se corre el riego de aparecer pedante y soberbio, además de encontrar alguien que conozca más el tema específico y ser contradicho en público como venganza a la prepotencia mostrada.

En RCN radio hace muchos años, tantos que ni se vislumbraba la aparición de su cadena hermana en televisión, había un programa en el cual la gente escribía preguntas buscando "corchar" a los llamados catedráticos. Unos hombres al parecer muy viejos, cultos (o instruidos) en extremo, quienes tenían la función de responder todas las preguntas que les hicieran los oyentes. El corresponsal que hiciera una pregunta que no pudieran contestar correctamente se ganaba un premio. Uno de los catedráticos era Antonio Panesso Robledo y recuerdo haberle dicho a mi mamá una frase como "yo quiero ser como él".

Ahora tengo en algunos círculos fama de saber de muchas cosas. A veces me van a preguntar algo y empiezan "Mauricio, usted que sabe de todo…" y yo les respondo. "Siempre que empiezan así, me corchan.". Y es verdad. Parece que fuera una fórmula mágica para encontrar algo que no se pero en realidad me hace falta tanto por saber que es muy fácil encontrar algo que no conozca. Pero es delicioso saber la respuesta cuando la gente pregunta o también cuando no. Sirve para entender muchas cosas, hacer interpretaciones de un tema basado en lo aprendido de otro. Pero especialmente es rico saber por saber. Solamente hay que estar pendiente, en todo momento estamos descubriendo algo y lo podemos aprender.

Y estoy a pársecs* de llegar a ser tan instruido como Antonio Panesso o cualquiera de los otros catedráticos. Pero sigo en el camino.


*parsec o pársec. (Del ingl. parsec, acrón. de parallax second, segundo de paralaje). 1. m. Astr. Unidad astronómica de longitud, igual a la distancia de un cuerpo celeste desde el que se viera el semieje mayor de la órbita terrestre con un ángulo de un segundo de arco. Equivale a 3,26 años luz. (Símb. pc).

Comentarios

hola mauricio...no sabía que leías mi blog, gracias...
pues te cuento que hay sabios con los que uno se quita el sombrero (tu paisano William Ospina, por ejemplo, es un sabio de verdad) pero hay otros que son una puesta en escena, puro adornito.

te seguiré leyendo