Ir al contenido principal

Atragantado con un elefante

He querido decir de muchas formas la vergüenza que siento de ver a nuestro presidente (malo o bueno pero es el de nuestro país) arrodillado implorando limosnas en el congreso gringo. Pero aparte de la frase que acabo de escribir nada me sale. Estoy atorado porque ando buscando una forma medianamente objetiva de decir las cosas sin pensar que lo poco que he leído en los medios y blogs es la verdad absoluta. Siempre tratando de encontrar otro punto de vista. Nunca lo lograré.

Esto me remite al inicio de este blog, al texto de donde salió su nombre. Copio una fracción del texto, la que ha venido dándome vueltas y me impide escribir:

Todo esto del ruido empieza y termina cuando me pongo a pensar sobre cuán poca información recibimos de todos estos temas y pretendemos pontificar sobre lo bueno y lo malo con tan pocos argumentos y recibidos de fuentes tan parcializadas (los protagonistas, Julio Sánchez Cristo, los noticieros de los canales privados, El Tiempo...) Llenos de datos, o al menos eso pensamos, nos lanzamos a juzgar y gracias a Dios a buscar soluciones a los problemas del país, de los demás y algo de los nuestros.

Últimamente ha venido a mí reiteradamente el cuento de los seis ciegos y el elefante: cada uno conoció a su manera al animal, para cada uno es su verdad. Seis verdades que vistas desde afuera son parte de una sola realidad. Seis verdades que vistas individualmente y en oposición a las otras son motivo de conflicto. Y de repente me siento un ciego entre millones, defendiendo mi verdad sobre este elefante cuando es solo una de tantas verdades. Me inquieta entonces saber si la mía es la oreja, la cola, el colmillo, la trompa o cuál otra parte del elefante.

¿Quieren conocer el bendito cuento del que hablo en este último párrafo? Lo digitalicé y subí como formato PDF. Lo encuentran en este vínculo. Tiene 1 MB, aunque es corto. El peso lo da el ser imágenes a color

Cuando no se tiene qué decir a veces sirve citar a otros mientras esa opción también se agota.

Comentarios

Un Gerente dijo…
yo me atraganté tanto que mi blog esta a punto de volverse una copy paste del mundo del espectaculo, ya hasta el cerebro se me traba al mejor estilo windows vista, cuando veo las actuaciones del tipo que ayudé a elegir en las dos ocasiones