Ir al contenido principal

Fuegos de artificio

Clara Rojas fue candidata a la vicepresidencia de Colombia durante las elecciones que ganó Álvaro Uribe en 2002. Su compañera era Ingrid, muy famosa por ser la primera candidata a la presidencia secuestrada en plena campaña y para completar tiene la ciudadanía francesa.

Un escritor nos ha dicho que le contaron y confirmaron que Clara ha sido madre durante el secuestro del que fue víctima con Ingrid. Un niño nacido en la selva mientras en la ciudad los académicos y políticos debaten sobre el valor del niño en las negociaciones de paz o si el autor del libro que narra la historia es un aprovechado o si el muchachito es "mitad de ellos y mitad nuestro" como dicen que dijo Tirofijo.

Mientras tanto Clara y su hijo nos muestran que somos humanos antes que cualquier otra cosa. Las creaciones de los seres humanos están en segundo plano cuando todo lo que implica tener 23 pares de genes surge y se impone. Ante eso no hay política, no hay fronteras, no hay clases sociales. En lo más básico está lo que es ser humano, con todos sus componentes animales. Más allá son puros artificios.

Nada interesa hoy si Clara encontró al amor de su vida, si el encuentro culpable fue causado por la soledad, si fue un acto abusivo o simplemente fue una noche de pasión. Dos humanos se encontraron y trajeron al mundo uno nuevo. Esa es la vida, en la ciudad o en la selva, en Colombia o en Uganda, la vida se impone y todo lo demás, incluido estas letras virtuales es un invento nuestro, invento innecesario e intrascendente.

PS: Esto ya no es noticia, han pasado tres días desde su divulgación y como el periódico de ayer: "en la tarde materia olvidada". Un abrazo virtual a los miles de secuestrados, desaparecidos y a sus familias.

Comentarios

STiRER dijo…
Tiene razon ya no es noticia, the show must go on!!!