Ir al contenido principal

Presentando... Rubén González

Bastante tiempo antes que los músicos de Buena Vista Social Club se volvieran famosos en Colombia, cuando ya eran conocidos y comenzaban a ser un fenómeno en otras partes del mundo, llegó a mis manos el primer CD de Rubén Gonzalez, el pianista de ese famoso conjunto. Además era el primer CD de la serie de Buena Vista que yo conocía. El CD de Buena Vista desbancó a mi idolatrado Rubén Blades y su "Siembra" del primer lugar en ventas en la historia de la salsa.

En el librito del CD "Introducing Rubén Gonzalez" hay una historia muy especial que cuenta Nigel Williamson (periodista británico). Sucedió cuando grababa el Disco de Buena Vista en La Habana. La traduzco del librito para ustedes (y para mi, por supuesto). Pueden poner a sonar la música para que se escuche de fondo mientras leen (8 min 28 seg).


---

Presentando... Rubén González

Rubén González ha esperado más de medio siglo para hacer este álbum. Una de las leyendas del piano cubano, entró por primera vez a un estudio con la Banda clásica de Arsenio Rodríguez en los primeros años de los 1940s y ha gastado la mayor parte de su vida tocando junto a los nombres más grandes de la música cubana. Con gran retraso y altamente bienvenido finalmente logró éste, su primer álbum de solista, el año pasado*. Cuando finalmente lo hizo, el álbum completo tomo sólo dos días, grabado en directo sin añadidos ni ediciones posteriores. La música emergía de él y el resultado es tanto fresco y espontáneo como profundo y enraizado en la tradición cubana.

En marzo visité a Rubén en su casa, a cerca de 15 minutos conduciendo del centro de La Habana. Nos aparecimos en un Chevrolet 1928 y viendo el auto afuera Rubén sugirió que regresáramos al hotel a charlar. "La electrcidad siempre se corta en esta parte de la ciudad a las seis en punto cada noche de lunes". explicó.

Y eso hicimos pero sospeché que había otra razón. Desde que su piano se derrumbó a causa del gorgojo, Rubén nuca más tuvo uno. Aunque él sigue siendo un hombre que vive para tocar y está constantemente pendiente de cualquier piano que pueda pedir prestado por una hora o dos. Invariablemente él inspira a todos aquellos suficientemente afortunados que están dentro del alcance del oído - y sabía que en el Hotel Inglaterra de La Habana sobre el Parque Central tenían un instrumento en el comedor.

Cuando nos sentamos en el bar del hotel y comenzamos a hablar, pude ver que Rubén estaba mirando constantemente sobre mi hombro. Respondió todas mis preguntas diplomáticamente pero lo que él realmente quería era llegar alcanzar ese piano. Después de unas palabras con el gerente del hotel Rubén estuvo pronto sentado. Unos cuantos ejercicios de estiramiento para aliviar el dolor de sus dedos artríticos y se soltó, ejecutando una extraordinaria selección de sones, danzones, y guarachas, salpicado con cualquier cosa de su inspiración. Si los turistas en el bar no pusieron mucha atención, el personal del hotel ciertamente lo hizo. Bastante pronto todo el trabajo se había interrumpido ya que meseros, personal del bar y aseadoras se pararon a escuchar con asombro. Cuba es una nación musical y su gente reconoce y respeta los genios cuando los escucha. Hora y media después tuvimos que, literalmente, arrastrar a Rubén fuera del piano y llevarlo a otra cita. Lucía abatido. Cuando él toca, la música toma el mando y no tiene noción del transcurrir del tiempo.

Este álbum fue hecho al final del viaje de tres semanas de World Circuit en los estudios de EGREM en la Habana en 1996. Rubén se había retirado de la música algo así como cinco años antes aunque ninguno que lleve la música en las venas tan fuertemente se retira nunca en realidad y Rubén aún amaba tocar. Cada mañana, durante la grabación del CD "Juan de Marcos Gonzalez - Afro Cuban All Stars", se podía encontrar a Rubén esperando que las puertas del estudio se abrieran y una vez adentro se lanzaba al piano a tocar. Esto se repitió a lo largo de la grabación del álbum producido por Ry Cooder "Buena Vista Social Club".

Después que los dos álbumes habían sido terminados, Rubén seguía aún en el piano. "Era un piano tan hermoso y yo tenía que tocarlo. Estaban todos mis amigos alrededor y yo comencé a tocar un tumbao. Entonces cachaito se unió a mi en el bajo, y el ritmo comenzó a sonar y eso era bueno. Pero entonces alguien encendió las luces. Yo pensé que querían que me detuviera porque estaba interrumpiendo algo. Pero entonces vi a Nick poner sus dos pulgares hacia arriba y me dijeron que siguiera."

No solo fue invitado a que siguiera sino que también lo fue para que grabara su propio álbum; que escogiera su propio repertorio y sus músicos y tocara por el tiempo que deseara. Después de casi dos semanas de grabación la interpretación de Rubén estaba "ardiendo" y sin prácticamente ningún ensayo la banda se unió sobre esta colección de melodías clásicas cubanas estilo descarga y este álbum memorable es el resultado.

Nigel Williamson 1997

----
* La grabación fue en 1996
Ruben González falleció en el año 2003, en La Habana.

Comentarios

Clauz dijo…
Ruben González estará igual de admirado cunado sepa que un blogger colombiano que ama la música, ha hecho una traducción de la entrevista que hicieron para su CD.

Gracias por la música y por la traducción, se me aguo el ojo.

Miamiau!