Ir al contenido principal

Como violín prestado

Hay un dicho en Colombia sobre las personas que tratan mal a los elementos u objetos: "lo trata como a violín presatado"

Me encuentro el caso de un violinista que trató a su costosísimo violín Stradivarius como si fuera prestado.

El hombre llevaba el violín en un estuche después de un concierto y al bajar unas escaleras, resbalosas según él, perdió el equilibrio y volvió añicos a su joya de 290 años.

La bobadita le cuesta, solo la restauración, 118 mil dólares sin la garantía de que quede sonando bien. El artículo de BBC donde me enteré no dice en cuánto está avaluado el instrumento.

Comentarios