Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2005

En busca de mi memoria (para no olvidarla)

Me persigue el temor de perder la memoria y olvidar lo que me ha costado trabajo de años aprender y entender. Estas últimas semanas he estado recibiendo información sobre los dos hechos trascendentales en la historia de Colombia que ocurrienron con sólo una semana de diferencia en noviembre de 1985. Y me doy cuenta que me están contando tantas cosas nuevas que no se si las sabía y las olvidé o simplemente estaba alejado de los flujos de noticias y las recibía con una óptica diferente a la de hoy.

Una sección del noticiero del canal RCN creada especialmente para recordar la tragedia de Armero causada por el deshielo del Nevado del Ruiz se llama "Así lo viví". Y recuerdo poco cómo lo viví aunque sí recuerdo claramente la primera información que tuve sobre Armero el 14 de noviembre. Todos los días salía del apartamento de mi hermano y su esposa donde yo vivía en ese entonces rumbo al colegio. La hora habitual de salida eran las 6:50, tiempo casi justo para llegar a tiempo camina…

Sembraré manzanos en mi huerto

Hoy domingo fue publicado en El Tiempo un reportaje de Yamid Amat a Mauricio Gómez ex periodista de acuerdo con sus declaraciones e hijo del asesinado candidato perenne Álvaro Gómez Hurtado. Durante la entrevista lanza una serie de críticas contra los periodistas actuales los cuales asegura son muñequitos manejados por los conglomerados económicos propietarios de los medios los que siempre tienen interses en otros sectores económicos y por tanto la información siempre esta velada por no hacerle daño a las emprsas filiales del mismo patrón. Estoy de acuredo con esa afirmación y quienes confían que los periodistas son los encargados de salvar al país los invito a buscar otros salvadores.

Asegura también que Internet ha degradado la labor de periodista al permitir que cualquiera con acceso a la red se convierta en uno, midiendo con el mismo rasero a periodistas de escuela y expertos con mucha experiencia que a aficionados improvisados. Por eso el no considera volver a ejercer el periodism…

De la decepción al cambio

A veces me decepciono de la humanidad. Sirve de consuelo que no somos los colombianos solamente porque se saben cuentos de tantas partes, cada uno tan aterrador como el otro. En Colombia por ejemplo se confirma una vez más que no podemos confiar ciegamente en las autoridades. Ahí está el caso de los escándalos en el DAS que me recuerdan ese pensamiento permanente que me previene contra la policía porque le arman a uno la película para salir ellos bien librados y termina uno inocente pero en la cárcel modelo.

Está también el escándalo de estos asesores del Gobierno Bush que están siendo investigados, uno ya con cargos el otro aprece que se salva, por montar todo el show de las armas de destrucción masiva en Irak y perjudicar al agente de la CIA que en su informe decía que dichas armas no existían, comentario que clarmanete perjudicaba el montaje en proceso.

Pero "si va a suceder depende de mi que suceda". Dejo de pensar en los humanos que han degradado esa palabra a las más baj…

Casi iguales

Hoy anduve en uno de esos sitios donde todos o casi todos somos iguales. No es el cementerio aunque después de todos los escándalos que se han conocido por corrupción en sus miembros podría decirse que está a punto de pasar a mejor vida. Es el DAS, Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia. Mi diligencia iba encaminada a obtener el certificado de carencia de antecedentes judiciales para usarlo en el trámite de la visa de Costa Rica.

Pues la impresion incial era de una gran mejora en los procesos desde la última vez que hice este trámite, como 12 años atrás. Porque se solicita la cita por Internet y la fila de los que asistimos con cita era bastante más corta que la de aquellos que llegaron sin más ni más a solicitar el documento. En el formulario de solicitud por Internet piden que se ingrese una serie de datos que cuando llega uno al DAS debe volver a escribir en una tarjeta de cartulina y cuando está en la ventanilla debe de nuevo repetirle a la funcionaria a cargo. Es la …

Almost Famous

Cuando sea casi famoso y mis biógrafos quieran recuperar manuscritos o borradores no los van a tener en abundancia. Aunque hay ciertas cosas que tengo en un cuaderno la mayoría de ideas y correcciones las he hecho en formatos digitales. Cargo mi grabadora digital y en ella registro ideas y cuando ya he hecho borradores de ellas las elimino. Y esos borradores son casi todos en mi blog y se convierten en finales, ni siquiera hay archivos en Word de todos mis textos (debería hacer un backup...). Todas las diferentes versiones y correcciones van quedando eliminadas en cierta forma, solo hay registro de cuando ingreso por primera vez el texto en el blog y el sistema automáticamente me manda un correo electrónico pero usualmente hay modificaciones posteriores hasta que dejo una versión como final pero siempre dispuesta a sufrir cambios.

El círculo vicioso de la incultura

El destino de las emisoras y revistas culturales parece ser algo cantado, por desgracia. Lo que no sabemos es cuánto tiempo durarán sobreviviendo en medio de la batahola de la frivolidad y de los medios de comunicación empeñados en mostrarnos lo que les pedimos pero lo pedimos porque nos lo muestran. Un círculo vicioso perverso en el que casi por obligación vemos la expresión de un solo sector de la cultura. No caben los adjetivos ramplón u ordinario porque son juicios de valor innecesarios. Pero a medida que la gente se va acostumbrando a oír o ver un determinado tipo de expresión artística, lo va asimilando como lo conocido y lo demás es considerado inadecuado, malo o aburrido con el mayor de los prejuicios. Si no suena masivamente debe ser jarto.

No escribo este artículo en el plano del intelectual especializado en las mil y una versiones de la quinta sinfonía de Beethoven porque no lo soy. Lo hago desde el punto de vista de un melómano que trata de darle la oportunidad a cualquier …