Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2005

Las caras de la moneda

Quiero manifestar mi alegría por la decisión que tomó el Comité Olímpico Internacional de devolver la medalla de Bronce que Maria Luisa Calle ganó en los olímpicos y que había perdido por haberse encontrado rastros de sustancias prohibidas en su prueba antidopaje. Se que muchos periodistas deportivos y dirigentes en su infinita ignorancia y arrogancia crucificaron a la ciclista a pesar que ella alegaba su inocencia y repetía cientos de veces que todo había sido un accidente. Recuerdo más de un artículo en el que la trataban como una delincuente y la falta de apoyo de la dirigencia. Lástima no recordar quiénes fueron y qué dijeron para evaluar cómo lo toman ahora.

Para quienes lean este blog y no se acuerden o no conozcan el caso, se puede resumir así: Maria Luisa Calle corrió la prueba por puntos de ciclismo en pista femenino en los olímpicos de Atenas 2004 y ganó el tercer lugar. Posteriomente las pruebas antidoping descubrieron la sustancia prohibida heptaminol y fue descalificada. L…

La reelección: un café recalentado

Pensaba escribir sobre la reelección cuando hubiera bajado un poco la marea del asunto y el tema se hubiera enfriado. Había designado esta mañana de sábado para escribir junto a un tinto fresco preparado con café recién molido de Don Pedro (el mejor de Bogotá a mi modo de ver) y me encuentro en el periódico una nueva noticia que recalienta el tema. Un agasajo a los magistrados que de alguna forma se opusieron a su aprobación en la corte constitucional. Y claro que lo reaviva porque le mete aún más el tufillo politiquero que ya se respiraba. Si antes era incómodo saber que este tribunal va más allá de las decisiones meramente judiciales e involucra favorecimientos o contradicciones políticas de lado y lado, ahora me siento como tomando un tinto recalentado. Entre más se enfría y se vuelve a hervir huele y sabe cada vez peor. En el momento en que usted lea estas reflexiones el tinto puede haber tenido uno o dos hervores más. Pobre del estómago que lo reciba.

Se ha dicho tanto sobre la re…

¿Diálogo de sordos?

Los foros de opinión, las encuestas que se hacen por internet o los temas del día en las emisoras de mayor audiencia en el país son solamente una falsa posibilidad de participación que se les da a los oyentes y lectores. Los posibilidad de añadir comentarios a los artículos en los periódicos de internet va por la misma vía. Diálogos de sordos en los cuales quienes han alcanzado notoriedad en los medios de comunicación abren sus espacios para que la gente del común opine. Pero nadie le pone cuidado al común cuando opina. A manera de ejemplo, el tema del día en la W y El Tiempo; se reciben cientos de comentarios los cuales casi nadie lee porque todos están hablando al mismo tiempo buscando sobresalir. Las opiniones al aire son de la misma forma procesadas una tras otra como relleno y no añaden nada a la discusión que se está llevando en el programa. Cada uno quiere ser oído al aire y especialmente ser parte del programa de Julito aunque a él y sus colegas nada les importe las opiniones …

Ochomil ochocientos y pico

Se ha dado a conocer un concienzudo estudio realizado por investigadores Chinos quienes afirman haber calculado la altura exacta del monte más alto del planeta. Está en desacuerdo con otra investigación realizada hace pocos años por científicos de Estados Unidos. Los del país oriental dicen que es de 8844.43 metros y los de la otra superpotencia dicen que es de 885o. Y no cabe duda, como dicen las noticias, se formará una discusión bizantina entre quién tiene la razón. Los Chinos han informado que están dispuestos a explicar por qué su cálculo es el más exacto. Pienso que se va a volver un asunto político que si estuviéramos en la época de la guerra fría sería bastante ruidoso. Esta vez irá más al lado económico que al político y personalmente no entiendo la razón de irse de seminario en seminario para explicar los 3 metros y medio de diferencia con el cálculo chino anterior de 8848 (menor a la altura de una casa de dos pisos y oficial en los textos de geografía) y los 5 metros y pico…

La espera

Parece que la tierra ha empezado sacudirse y todo se complica. Los huracanes hicieron subir el costo del combustible ahora inalcanzable y se volvió una rareza. Ya no se oyen aviones en el cielo ni carros por las calles y circula por internet una amenaza de atentados terroristas contra cualquier creación humana que vuele, sin necesidad de terroristas vivos sino a través de virus informáticos. La alternativa se limita a eternos viajes en bus, con tiquetes astronómicamente costosos por lo de la escasez del combustible y para interminables recorridos por tierra. Los barcos han vuelto a ser el medio escogido para viajes intercontinentales y la hazaña de Lindberg es impensable para aquellos quienes lograron enviar seres humanos al espacio y traerlos de vuelta.

El astronauta lo lee en su pantalla de comunicación desde la estación espacial en órbita, añorando el regreso aunque su destino es permanecer solitario sin saber cuánto tiempo más. Por todos estos acontecimientos los viajes de cohetes …
El jueves pasado estuvimos en cine viendo la película The Corpse Bride y las salas de cine estaban completamente solas, exceptuandonos a Jairo y a mi. Era como de película, unas salas viejas, solamente estaba el que vendía las crispetas y él mismo vendía las boletas. Un montón de crispetas sin tener quien las comprara y yo pensé qué harían con esas crispetas porque la situación parecía indicar que no se iban vender mucho. No supe al fin pero lo cierto es que no las vendieron.

En la película no había nadie más, el sonido terrible y la sala bastante vieja completaban la sensación extraña de esa noche. Al salir de la sala solamente estaba un hombre barriendo, las luces apagadas, ya no había vendedor de golosinas y parecía medianoche cuando no eran ni siquiera las 9. Creo que nunca había estado en una situación parecida. Algunas veces la sala había estado casi completamente sola para mi aunque nunca de tal forma como esa noche. Y definitivamente nunca había sido el único en el multiplex. E…

En medio del silencio

En el periódico El Tiempo del domingo pasado (2 de octubre) me encontre en la separata de The New York Times un artículo bien interesante para En Medio del Ruido. Hablaba sobre como la imaginación de los seres humanos conectados a la tecnología está desapareciendo porque al estar siempre enchufados a un aparato de música, un teléfono celular o algunos otros instrumentos ruidosos estamos llenando de ruido nuestra mente y la creatividad no aflora en estas condiciones. El artículo se refería a lo que piensan dos de los ganadores de un concurso de becas para "genios". Y si lo dicen ellos habrá que creerles. Además si deseamos ser como ellos desconectémonos de iPods y celulares....

El viaje que estoy haciendo a Estados Unidos tenía un motivo como ese. Encontrar el silencio que me permitiera descubrirme a mi mismo, saber quién de verdad es el tipo que escribe este blog. Paradójico, buscar el silencio para encontrase en medio del ruido. Me está tomando más trabajo del esperado porqu…

Viajando con los oídos

El aviso rezaba “Muestra Internacional de Narración Oral Escénica”. Era parte de la programación official del Festival Iberoamericano de Teatro de 1990. Hasta que un día, ya avanzado el festival decidí ir a ver qué era eso de la Narración Oral Escénica. Quién iba a pensar que esa decisión cambiaría tantas cosas.

¿Dónde carajos quedaba la plazoleta del Chorro de Quevedo? Nunca en mi vida me había aparecido por el barrio La Candelaria y era el sitio establecido para las presentaciones. Después de caminar un rato largo buscandola llegué a ese sitio mágico. En adelante no falté a ninguna de las presentaciones programadas de quienes llamamos cuenteros. Al final de una de éstas sesiones, una de las artistas, Dora Triviño, hizo la invitación a quienes estuvieran interesados en participar del grupo de narradores que se encontraba formado en El Teatro Popular de Bogotá. El encanto había sido tanto que sin dudarlo estuve el día que ella había dicho se reunían.

El vigilante no tenía ni idea de qué…

Sin haber disparado un solo tiro

La guerra me había estado rondando y no supe de verdad que estaba en ella hasta agosto de 1986. Sin importar que desde enero de ese mismo año me encontrara prestando el servicio militar obligatorio, solo hasta ese día de agosto lo tuve claro.

Pasada la visita del Papa en 1986 mi pelotón fue enviado a permanecer en la base que el batallón manejaba en Zipaquirá y se podía decir que era bastante tranquila aunque teníamos como vecino al barrio Bolívar 83 el cual se decía tenía una fuerte presencia de miembros del M-19.

El 6 de agosto a eso del mediodía nos llamaron a formar porque las FARC se habían tomado el vecino municipio de Nemocón. A menos de media hora de camino, éramos la respuesta obligatoria para ir y recuperar el pueblo. Nos montaron en una volqueta de la alcaldía de Zipaquirá y tomamos camino a Nemocón, por una vía alterna mientras otro grupo de nosotros se iba por la vía principal. Al llegar después de bastante tiempo, no encontramos sino los rastros de los atacantes, un pequeñ…